Le Comidare

Para los responsables de Le Comidare era muy importante cuidar los detalles y por eso querían diferenciarse con algunas piezas diseñadas en exclusiva para ellos. Querían que sus cafés e infusiones, a las que daban un cuidado especial, tuvieran un plato que les diferenciara y acompañara su propuesta. Por eso diseñamos unas tablas en barro negro y con una superficie brillante, pero rugosa,  que permitiera intuir la textura del barro, y donde se apreciara la mano, alejándolo así de algo industrial y hecho en serie.

Además, diseñamos, siguiendo esa misma línea, unas tablas para servir el tataki.

Más adelante, decidieron aumentar su barra de pintxos y en esa ocasión diseñamos unas tablas negras brillantes en las que resaltaban los colores de los pintxos, que se apoyaban sobre unas bases de diferentes alturas en gres negro con textura sin esmaltar.

PROCESO