La Señora Colombo

Este proyecto se gestó mientras ellos daban los últimos coletazos antes de abrir sus puertas. Tenían claro que querían piezas de Miandku, ahora había que determinar para cuál de sus platos. Nos dejaron crear y proponer, y juntos creamos varias piezas. 

Por un lado, creamos una tabla, de aspecto lunar, con un poco de elevación, en la que servirían unas croquetas de receta casera. Creando un contraste muy especial, y realzando la experiencia del comensal.

Y por otro, dejando volar la creatividad, creamos un juego de tres piezas en las que servirían un Tajín de cordero, de receta mauritana. Este juego está compuesto por  unos tajines, con su plato amplio y su campana, con motivos africanos y textura envejecida, llenos de color, en los que servirían el cous-cous. Acompañándolo, una cazuelita de gres negro y acabado brillante en el interior, en la que servirían la carne. Y finalmente, un plato en gres negro y motivos africanos, también con un toque envejecido.

PROCESO