Belgrado

En Belgrado lo tenían claro; querían que la pieza que diseñáramos para servir su hamburguesa de “txuleta” euskolabel reflejara el lado más artístico de Miandku. Querían algo rompedor visualmente y que combinara con el emplatado que tenían pensado, en el que utilizarían un tradicional cubo de basura neoyorquino en miniatura para servir las patatas. Nuestra propuesta fue diseñarles unas tablas con pinceladas de diferentes colores que puestas todas juntas formaran una sola obra. De ese modo, cada comensal individual tendría una parte de ésta.

Producción